Saltar al contenido

España dice no a la Alianza por la Carretera

Francia, Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Italia, Luxemburgo, Noruega y Suecia, los 9 países participantes en la "Alianza por la Carretera", se han reunido este martes 31 de enero en París ante el llamamiento del país galo.

España y Polonia, el número dos y el número uno del transporte internacional europeo rechazan la llamada a la Alianza. 

El acuerdo alcanzado pone de relieve la actualidad a la que se enfrenta el transporte de mercancías por carretera en Europa ante la competencia desleal existente, en gran medida derivada del dumping social por las empresas que se deslocalizan en países con el único objetivo de reducir sus costes.

Esta Alianza por la Carretera defiende un transporte de mercancías por carretera que se desarrolle en una competencia sana y leal entre los operadores económicos, y además con el objetivo de garantizar los derechos sociales de los trabajadores.

Lucha más eficaz contra el fraude

ASTIC, la Asociación de Transporte Internacional por Carretera, alerta sobre esta noticia calificándola como "unilateral", y afirmando que "representan un 40 por 100 del PIB europeo" y que "dicen ir a favor de un mercado único tras haber actuado en sentido completamente opuesto". Además, denuncia que este tipo de iniciativas dan la impresión de señalar al resto de los países como "no respetuosos" con las normas europeas o con respecto a los derechos sociales de sus ciudadanos. "Esta Alianza a espaldas de la CE busca provocar que se produzcan nuevas medidas proteccionistas que, sin duda, van en contra del espíritu de la UE".

FENADISMER, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, la cual agrupa a las pequeñas y medianas empresas del sector, comparte al completo los objetivos expuestos en esta Alianza y, por ello, lamenta que España no se haya sumado a la iniciativa.

TRADIME, la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón, ha mostrado también su indignación con su publicación, tras conocer que el Gobierno de España ha rechazado unirse a la Alianza por la Carretera contra el dumping social y el fraude existente en el transporte. Acusan directamente al Ejecutivo de no defender los derechos de los trabajadores y empresas españolas de este sector.

Desde TransporteSostenible.com queremos mostrar también nuestra indignación ante tal decisión de España al no respaldar esta Alianza europea. Es imprescindible que el Gobierno español rectifique cuanto antes para combatir el intrusismo profesional y la competencia desleal en el sector, y defender además los derechos de los transportistas.